Bienvenido a Info-Penes.com - Toda la información sobre el pene y la sexualidad masculina Info-Penes.com
Toda la información sobre los penes y la sexualidad masculina ! El Pene, tamaño del Pene, alargamiento, posiciones sexuales, eyaculacion precoz, marturbacion y mucho más.
Agregar esta página a sus FavoritosEnvíenos sus comentarios

Gay ? Todo sobre la Homosexualidad




¿ Qué es la Homosexualidad ?

Es la orientación sexual de las personas que se sienten atraídas afectiva y sexualmente por las personas de su mismo género. A los hombres que se sienten atraídos por otros hombres se les conoce como gays y a las mujeres a las que les atraen otras mujeres se las denomina lesbianas. Las personas que sienten atracción por ambos sexos son bisexuales. Estas categorías, como cualquier clasificación de los seres humanos, no son absolutas.

La orientación gay y lésbica no debe confundirse con la transexualidad, el transformismo o el travestismo. Transexual es la persona que tiene el cuerpo de un género diferente a su género psicológico. Transformista es la persona que realiza espectáculos en los que se viste con las ropas del otro género. Travestida es la persona que disfruta vistiéndose con ropas del género contrario. Tanto los transexuales como los transformistas o los travestidos pueden ser hombres o mujeres, heterosexuales, homosexuales o bisexuales. Hay que distinguir siempre entre género, orientación sexual y práctica sexual.

¿ Por que existen diferentes orientaciones sexuales ?

Existen diferentes teorías de orden muy diverso: psicológicas, endocrinológicas, neuroanatómicas, genéticas... Ninguna ha sido científicamente demostrada de forma concluyente. Lo cierto es que la orientación sexual no es elegida por el individuo, no es modificable ni, por supuesto, se contagia. Es una orientación de la persona, una forma de ser total. Lo natural para los gays y lesbianas es ser gays y lesbianas, igual que para los heterosexuales lo es la orientación heterosexual. Pedir a las personas que se comporten de forma contraria a su naturaleza, es decir, a su orientación sexual, pone en serio peligro la salud y el equilibrio psicológico de esas personas.




¿ Cómo se llega a ser Gay ?

La orientación sexual es involuntaria. Aunque hay gente que descubre su orientación gay en diferentes etapas de su vida, la mayoría comienza a hacerlo en la preadolescencia y lo desarrolla en la adolescencia. No se trata de un descubrimiento de un día para otro, sino de un proceso de conocimiento que suele desarrollarse en las siguientes etapas: Sentimiento de diferencia, sorpresa ante esta diferencia, toma de contacto social, aceptación de la propia orientación. Por supuesto, estas etapas son una abstracción que no siempre se corresponde con los casos particulares.

No todas las personas que sienten atracción por individuos de su mismo sexo terminan por desarrollar una identidad lésbica o gay. Ni todas las que tienen prácticas homosexuales necesariamente son lesbianas o gays. Hay quien se reconoce como lesbiana o como gay antes de mantener ninguna relación sexual.

¿ Cuáles son los principales problemas con los que se enfrenta un gay adolescentes ?

Los gays adolescentes viven inmersos en un mundo que les niega su realidad. Lo que ellos sienten en su interior carece de reflejo o referente en la información que reciben del exterior. No sólo nadie les ofrece modelos positivos, sino que temen buscarlos por miedo a caer bajo el estigma de "el marica" del instituto. Temen el rechazo de la familia y los amigos que podrían desposeerlos del apoyo afectivo (y económico) que todas las personas necesitamos. También temen el rechazo en el centro educativo, donde nada les hace suponer que allí van a encontrar un refugio en el que poder hablar con alguien que les entienda y les acepte.

Una particularidad específica de gays que los diferencia de otras minorías marginadas es que éstas reciben información desde la primera infancia sobre la identidad de su subcultura y de su grupo a través de la familia y entorno inmediato. En el caso de lesbianas y gays no sucede esto. El silencio sobre su realidad es tan opresivo tanto dentro como fuera de su familia.




¿ Es la Homosexualidad una enfermedad ?

No, ninguna asociación médica, psicológica o psiquiátrica la considera como tal. La Organización Mundial de la Salud también la retiró de la lista de enfermedades conocidas.

¿Cómo suelen reaccionar los padres y las madres ante un hijo gay?

Depende del talante y la ideología de cada progenitor. No obstante, suelen atravesar unas etapas comunes: choque, negación, sentimiento de culpa, expresión de sentimientos, toma de una decisión personal.

Los padres y madres deben tener claro que no hay culpa ninguna y que ellos/as no han influido en nada en la orientación sexual de su hijo.




Creo que soy Gay... (Información para adolescentes)

Estoy un poco confundido por mis sentimientos sexuales.

No te preocupes. El tener algunas confusiones acerca de los sentimientos sexuales es normal, particularmente en los primeros años de la adolescencia, cuando se está atravesando por todos los cambios de la pubertad. Un estudio de 34,000 estudiantes en Minessota demostró que el 25% de los estudiantes de 12 años de edad dijeron que “no estaban seguros” acerca de su orientación sexual, pero al llegar a los 17 años, únicamente el 5% de los estudiantes aún estaban inseguros. Casi todo el resto de aquellos que habían estado inseguros, luego sintieron que eran heterosexuales.

Analicemos esto: La pubertad puede ser un tiempo confuso. Tu cuerpo está cambiando y también tus hormonas. Es normal tener preguntas como: "¿Qué está pasando con mi cuerpo en comparación con lo que está sucediendo con los demás chicos?" "¿Está sucediendo demasiado rápido o demasiado despacio?" "tengo todos esos sentimientos nuevos y extraños..."

Es lógico que te sientas confundido mientras tu cuerpo se desarrolla sexualmente. Es un cambio bastante grande cuando dejas de pensar que las niñas son extrañas y empiezas a sentir atracción hacia ellas, como también es normal excitarse fácilmente durante la adolescencia. Tú podrías tener una erección ya sea en clase, en el teatro o en los cuartos de los lockers, aún sin necesidad de una excitación sexual. Mientras ciertas situaciones son más penosas que otras esto no significa nada especial. Tú solo tienes que acostumbrarte.

Así que si eres un joven adolescente, no te preocupes por esto. No te apresures a etiquetar tus sentimientos. Tómate un tiempo. Recuerda que una pequeña confusión acerca de tus sentimientos sexuales es normal. Las cosas se aclaran conforme vayas creciendo.

Me siento atraído hacia otros chicos...

No te preocupes mucho; trata de entender qué hay detrás de esto. ¿De qué se trata realmente? Generalmente, esto significa algo más, y no necesariamente que eres "gay" Pregúntate: ¿Qué tipo de muchachos me atraen? ¿Qué estoy buscando realmente? Eso podría parecer al principio una pregunta extraña, pero podría ser algo muy útil.

¿Te atraen otros porque quieres ser popular como ellos? Tal vez piensas que son más musculosos que tú, o mejor parecidos que tú. Quizás tu atracción hacia ellos es realmente sólo un deseo de relacionarte con alguien, tal vez sólo estás buscando un poco de amigos.

Probablemente estás solo o no te sientes aceptado. Quizás crees que no estás a la altura de los demás chicos. Te resultaría útil platicarlo con alguien que pueda ayudarte con estas dudas.

¿Eres homosexual? Si eres un joven adolescente esto es algo que no debes decidir aún.. Éste es un tiempo en que son comunes las dudas acerca de los sentimientos sexuales. Si eres un adolescente mayor y has experimentado sentimientos de atracción sexual hacia otros chicos por mucho tiempo, la siguiente respuesta será útil para ti: En cualquier etapa que estés, es importante aprender a gustarte como eres; valioso y especial. Tú, como persona, eres mucho más que tus sentimientos sexuales. Encuentra amigos que te respeten por ser el chico que eres.

Los otros chicos me llaman “Marica, maricón...

Enfrentemos esto, todos nosotros sabemos que los chicos en la escuela son inmaduros, y necios. Cada escuela tiene sus intimidadores. Desafortunadamente no es fácil soportar sus críticas. Ellos usan todo tipo de palabras que escuchan de todos los rumbos donde andan, generalmente aunque ellos no saben lo que están diciendo, pueden ser crueles.

Ser llamado maricón no significa que eres gay. Tampoco significa que alguien sepa algo de ti que tu ignoras. Simplemente significa que la persona que te está diciendo esos apodos está tratando de intimidarte. Probablemente se sienten inseguros de sí mismos y tratan de impresionar a los demás. Tal vez son criticones que piensan que es tu turno. Quizás están celosos de ti. Sin hacer caso de sus razones, esto sólo demuestra que él o ella no sabe que tú tienes un gran valor y que deberías siempre ser tratado justamente y con respeto. El llamar a alguien “marica o maricón etc”, o algún otro nombre degradante, por ninguna razón es aceptable. Esto es algo que la gente que se siente bien consigo misma no necesita hacer.

El ser llamado con apodos lastima. El ser rechazado por algunos chicos también lastima. No siempre puedes impedir que suceda esto, pero puedes escoger creer o no lo que ellos dicen de ti. Tú sabes quién eres realmente, una persona con gran valor, potencial y habilidades. Puede resultar útil hablar con alguien en quien confíes, tal vez un maestro, o tus padres, o algún amigo, acerca de cómo tus sentimientos son lastimados cuando otros te llaman de esa manera.

Tuve una vez una experiencia sexual con mi mismo sexo...

Experimentar alguna actividad con el mismo sexo no significa automáticamente que eres gay. Esto podría ser sólo parte del atravesar la pubertad y descubrir nuevos sentimientos y el funcionamiento de nuestro cuerpo. El hecho de que te hayas excitado no significa tampoco algo acerca de tu orientación sexual. Los adolescentes son fácilmente excitados por algo sexual. Tu cuerpo no sabe quién es el que te está tocando: si un chico o una chica; sólo responde a sentimientos placenteros. Cualquiera puede encender un carro si tiene la llave. El carro no sabe si es el dueño o un ladrón, sólo arranca! De la misma manera, tu cuerpo reaccionará al contacto, si es mujer u hombre, tu cuerpo no sabe la diferencia.

Generalmente las personas en tu situación sienten que tienen que probar que no son gays experimentando sexualmente con las chicas. Esto no será útil y puede crearte más problemas y dolor.




Soy homosexual ¿ Cómo se lo digo a mis Padres ?

Algunas Preguntas Antes de Decirlo

Considera lo siguiente antes de hablar con tus padres sobre tu orientación sexual:

¿Estás seguro de tu orientación sexual?

No hables del tema si no puedes responder con toda seguridad a la pregunta "¿Estoy seguro?". Cualquier confusión de tu parte aumentará la de tus padres y hará disminuir su confianza en tu juicio.

¿Te sentis comodo con tu sexualidad?

Si estás luchando con sentimientos de culpa y periodos de depresión, sería mejor posponer el decírselo a tus padres. Decirlo podría requerir una energía enorme por tu parte, por lo que debes estar en un mejor momento.

¿Cuentas con el apoyo de otros/as?

Si la reacción de tus padres fuese negativa (para la que siempre debes estar preparado), deberá haber alguien o algún grupo al cual puedas recurrir con confianza para buscar apoyo y fuerza emocional. Es crítico mantener un sentido de valor propio.

¿Tienes suficientes conocimientos acerca de la homosexualidad?

Tus padres seguramente reaccionarán en base a una vida entera de información de una sociedad homofóbica. Si hiciste alguna lectura seria sobre el tema, podrás ayudarlos compartiendo información y estudios fiables.

¿Cual es el ambiente emotivo en el hogar?

Si puedes escoger el momento de hablar, escogelo con cuidado. Escoge un momento en el que tus padres no estén enfrentándose a problemas graves, como la muerte de un amigo, la perdida de un trabajo o la necesidad de una cirugía inminente.

¿Puedes ser paciente?

Tu padre y madre pueden necesitar bastante tiempo para asimilar esta información si no la habían considerado antes de que la compartieras con ellos. Este proceso puede durar entre seis meses y dos años.

¿Que te motiva a hablar ahora?

Esperamos que te motive el amor que sientes por ellos y tu incomodidad con la distancia que sentís entre ustedes. Nunca te reveles por enojo o durante una discusión, usando tu sexualidad como una arma.

¿Dependes económicamente de tus padres?

Si sospechas que tus padres son capaces de retirarte el apoyo económico para tus estudios, o de obligarte a salir del hogar, deberías considerar si es preferible esperar a que no tengan ese control económico sobre vos.

¿Como te llevas generalmente con tus padres?

Si siempre te has llevado bien con tus padres y siempre te han brindado su cariño y has correspondido tu amor por ellos, probablemente podrán tratar este asunto de una manera positiva.

¿Cual es su punto de vista socio-moral?

Si ellos tienden a ver los asuntos sociales en términos de lo bueno y lo malo, lo santo y lo pecaminoso puedes prever que tendrán serios problemas al enfrentarse a tu sexualidad. Sin embargo, si ellos han mostrado un grado de flexibilidad tratando otros asuntos de cambios sociales, puedes esperar que estén dispuestos a tratar este asunto con vos hasta su conclusión.

¿Estás decidiendo esto tu mismo?

No todo el mundo debe revelar su orientación sexual a sus padres. No te sientas presionado a hacerlo si no estás seguro de que vas a lograr algo al hacerlo (sea cuales sea la reacción).


Hablando con tus padres sobre tu orientación sexual

Introducción

El propósito de estas páginas es informar a los jóvenes gays sobre el proceso por el cual la mayoría de los padres pasan cuando se les revela la orientación sexual de sus hijos. Las etapas que daremos a conocer son: el choque, la negación, el sentido de culpa, la expresión de sentimientos, la decisión personal y la verdadera aceptación.

El proceso asume que te has preguntado si vas a hablar con tus padres y tu decisión ha sido afirmativa. El método y sugerencias brindadas aquí parten de la premisa que tus sospechas que al fin y al cabo uno o ambos de tus padres van a ser comprensivos aun cuando no lleguen a darte apoyo.

Este folleto puede que no te sirva si tienes serias dudas sobre la habilidad de tus padres para enfrentarse al asunto y si sospechas que podían romper su relación contigo.

Advertencia: cada familia es singular. Aun cuando la mayoría de los padres pasen por las etapas aquí descritas, se flexible con tus propios padres. Los ejemplos y sugerencias aquí descritos fueron recogidos en reuniones de Padres y Amigos de Gays y Lesbianas. Pocos padres son casos "modelos" que encajen perfectamente con la descripción que sigue.

Con una idea de que esperar y como reaccionar de una manera constructiva estarás mejor capacitado para tomar este enorme paso con cierto grado de conocimiento y apoyo.

Padres e hijos cambian papeles

Al hablar con tus padres, puede que encuentres que los papeles de padre e hijo se inviertan por un tiempo. Ellos deberán aprender de tu experiencia. Según tus padres se enfrentan a tu revelación, deberás asumir tú el papel de "padre" para darles a ellos tiempo de expresar sus sentimientos y alcanzar una nueva visión. Este proceso no será fácil. Seguramente estarás ansioso de que comprendan y acepten esta importante parte de tu vida inmediatamente.

Será fácil para vos impacientarte. Tendrás que repetir muchas veces las mismas cosas. Evolucionarán lentamente (con lentitud dolorosa) al principio. Su reacción será emotiva.

No asumas que al explicar algo una vez ellos lo habrán oído. Su sentimiento se interpondrá al entendimiento intelectual. Permíteles tiempo y espacio. Considera tu propio caso: ¡has estado luchando por esto durante años! Aunque los asuntos con los que tus padres van a tratar se parecen a los que tu te has enfrentado, la diferencia está en que tu ya te has adelantado en el proceso. Ten paciencia.

La polémica: separación y privación

Muchas familias toman la noticia como una privación temporal -casi como la muerte- del hijo que han conocido y querido. Elisabeth Kubler-Ross describe las etapas relacionadas con la muerte de un ser querido como de negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Al igual que en el pesar por la perdida de un ser querido, la primera reacción de los padres de gays y lesbianas se concentra en la separación y la pérdida. "Recuerdo la mañana cuando mi hijo preparaba su desayuno en la cocina mientras se sentaba en la mesa de la cocina leyendo el periódico. Lo miré y quería decirle - No te conozco, pero quisiera que te fueras y me devolvieras a mi hijo-". Los padres sienten una pérdida cuando su hijo/a revela su orientación, pero este sentimiento es mas bien temporal.

Aunque las etapas aquí descritas se aplican a la mayoría de las personas, no progresan de una manera absoluta para todos. Algunas veces una etapa ocurre fuera de orden; de vez en cuando se asalta otra. Algunos avanzan por etapas en tres meses, para otros hacen falta años. Unos pocos no progresan debido a que sienten una lástima consigo mismos. En todo caso el sentimiento inicial es de perdida.

La mayoría de los padres piensan que conocen y comprenden a sus hijos desde su nacimiento. Aunque se aferran a antiguas historias -y algunas veces se confunden al contar algunas de ellas- la mayoría se sienten seguros que saben en que piensan sus hijos. Inicialmente los padres pierden el sentido que conservan de su hijo y no saben todavia si les gusta la persona real que reemplaza a la persona imaginaria. Aquellos que sienten el golpe mayor cuando su hijo se revela probablemente serán los mismos que sufrirán el mayor sentido de privación y rechazo. No es que se alejen de su hijo sino que sienten que su hijo se ha alejado deliberadamente de ellos.

Por primera vez palpan tus padres el alejamiento, sentimiento del cual seguramente has sido consciente durante años. Tal sentimiento es traumático. Por medio de la paciencia y la comprensión de parte de todos, se puede restaurar la relación original. Es mas, en la mayoría de los casos mejora la relación porque ahora estará basada en la honestidad mútua.

Etapas de Comprensión

1. El Choque:

La etapa inicial del choque ("shock") puede ser anticipada si sospechas que tus padres no tienen la menor idea sobre lo que te propones compartir. Esta etapa puede que dure desde diez minutos hasta una semana; por lo general se disipa en unos días. El choque es una reacción natural por la cual todos pasamos - y necesitamos por un tiempo- para evitar la angustia y el disgusto.

Comunícales que no te ha sido posible ser totalmente honesto con ellos y que no te gusta la distancia que ha aparecido con el pasar de los años. Asegurales tu amor por ellos. Dilo mas de una vez. Aunque al principio no responderán de una manera positiva a tu manifestación de amor, les llegará una vez que estén solos y piensen sobre todo esto. Recuérdales que eres la misma persona hoy que eras ayer "Ustedes me querían ayer. No he cambiado desde entonces, soy la misma persona que ayer". A veces un padre no pasa por la fase de choque: "siempre supe que eras diferente. consideré la posibilidad. Está bien. Te quiero. Tendrás que ayudarme a comprender y aceptar la realidad". Algunas veces dicen: "hace tiempo que nos habíamos enterado porque dejaste una carta sobre la mesa el verano pasado; hemos estado esperando que nos dijeras algo". Si es así, tu labor será mucho mas fácil, ya que han de haber pasado por algunas de las etapas por su cuenta.

2. La Negación:

La negación ayuda a amparar a la persona de un mensaje amenazante o doloroso. Es distinta al choque porque indica que la persona si oyó el mensaje y está intentando desarrollar un mecanismo de defensa para combatirlo. La negación toma muchas formas: Hostilidad -"ningún hijo mío va a ser marica"-, la no aceptación- "Que bien querido, ¿que quieres para comer?"-, desprendimiento -"Si escojes ese estilo de vida, no quiero enterarme más de eso"-, o el rechazo- "es solo una etapa, ya te pasará".

Su percepción de tu orientación sexual ha sido distorsionada por los mensajes que han recibido y aceptado de nuestra sociedad. La manera en que se manifiesta la negación puede extenderse desde un estado hipnótico sereno hasta el llanto o los gritos histéricos. Muchos padres toman una ruta intermedia: lloran con frecuencia. "Mi esposa y yo estábamos seguros de que nuestro hijo había caído presa de alguna actividad de liberación homosexual porque le parecia peligrosa y excitante. Pensamos que los reportajes de los medios de comunicación sobre la homosexualidad lo atraían probablemente por ser inmaduro y porque no sabia lo que verdaderamente quería. Insistimos en que visitara a un psiquiatra cuanto antes para tratar la ira que había acumulado en el último año. Acordamos ir al psiquiatra también por separado. Después que Pablo fuera dos o tres sesiones el psiquiatra hizo trizas nuestro mecanismo de negación: "he aconsejado a muchos jóvenes gays y estoy convencido de que ésta no es una ilusión pasajera; basado en mi mejor conocimiento, su hijo es gay".

Tú podrías sugerir el nombre de un consejero o dos si tus padres consideran que el asesoramiento podría aclarar su confusión. No seria aconsejable que sugirieses a una persona gay, ya que tus padres querrán una persona con un punto e vista "imparcial".

Si te presionan para que vayas a ver a un consejero, sugiere que tu vas si ellos también van al mismo número de sesiones que vos. Puede que se resistan en base a que ellos no necesitan ayuda: sin embargo, en el fondo probablemente darán acogida a la oportunidad de hablar con alguien.

Tus padres pueden necesitar ayuda en distinguir lo "normal" de la "norma". Es probable que piensen que la homosexualidad no es normal. Puedes ayudarles al explicarles que aunque la homosexualidad no es la norma, si es lo natural para ti. Señálales que dentro de todo el mundo natural hay excepciones a las reglas; mientras que la mayoría de las personas tienen los ojos del mismo color . algunas tienen un color distinto en cada ojo. Tus padres deberán entender que aunque tu orientación sexual no es la norma, es una respuesta natural y honesta para ti.

Si su negación toma forma de "No interesa hablar de eso", si no cambian durante una semana, deberás tomar la iniciativa gradual y cautelosamente. Entabla el tema suavemente cuando parezcan estar relajados. "Papá, hace tiempo que he querido hablar de esto contigo; por favor, no me alejes de tu vida. No puedo seguir mintiéndote. Te quiero y quisiera que continuases queriéndome también." personaliza tu mensaje de manera que penetres sus defensas.

No es necesario que les brindes mas información de la que te pidan. El darles información sobre tus experiencias podría resultar en el desarrollo de unas defensas mas fuertes. Contesta solo las preguntas que te hagan; mas tarde tendrán otras preguntas para ti. Por sentirse incómodos al hacerte preguntas, puede que te sea necesario formular sus preguntas antes de contestarlas.

Deberás estar preparado para conversar con tus padres individualmente, si fuese necesario. La mayoría de las parejas reaccionan ante tal revelación como lo hacen con otros choques; uno toma la delantera y se encamina hacia la resolución antes que el otro. No te enfades con el mas lento de los dos. Frecuentemente las parejas experimentan problemas en su propia relación cuando esto sucede. Quien parezca adaptarse mas rápidamente puede sugerir que a su esposo(a) le encanta agonizar; el que se mueva mas lentamente quizás piense que el otro acepta demasiado pronto la situación. Los padres que se encaminan a distinto paso pueden experimentar tensión, ya sea expresamente o en silencio.

3. El Sentimiento de Culpa:

La mayoría de las personas que se enfrentan a la homosexualidad la consideran como un "problema" y preguntan: "¿Que la causa?" creen que si dan con la causa, entonces la curación estará al alcance. "Para mi, la duda se tornó introspectiva": ¿Que he hecho yo de malo? Fuera la causa genética o ambiental, consideraba que era mi culpa. Me preguntaba que tipo de modelo era yo como hombre: examinaba mi masculinidad. Por un tiempo, no importaba desde que ángulo examinara la situación, creía ser la fuente principal del problema. Era un sentimiento que yo no podía expresarle a nadie por sentirme muy avergonzado y triste. A pesar que ambos padres suelen sentirse culpables, el padre del mismo sexo que el hijo es el que lo siente mas agudamente. Por fin un día mi esposa me dijo: "no creo que sea razonable que te eches la culpa: Criaste dos hijos, uno es gay y otro no lo es. Tienen que haber otros factores".

Frecuentemente los padres solteros se culpan aun mas como responsables por la pérdida, separación o divorcio del cónyuge: "se que fallé, no logré ser tu padre y tu madre a la vez". Cuando un padre y una madre se sienten culpables se centran en si mismos. No logran preocuparse por lo que hayas pasado; en esa etapa están demasiado ensimismados para preocuparse por ti.

Como son tus padres, puede que no sean capaces de admitirte que se sientan culpables. Reconocer este sentimiento es como decir "Yo te he causado esta horrible situación, yo te he hecho distinto. Cúlpame a mí." Esta no es una posición cómoda para ningún padre. Tú puedes ayudarlos de varias maneras. Asegurales que no crees que la causa sea tan sencilla como ellos la ven. Diles que hay muchas teorías y que el origen de la homosexualidad no se conoce. Bríndales un libro dirigido a los padres.- Un libro puede atraerles en estos momentos porque representa una autoridad. Ten el libro a la mano para darles; no les envíes a una librería gay a buscarlo. Ellos ahora quizás estén listos para hablar con una persona de confianza; algunos querrán hablar con un clérigo. Será difícil alejarlos de una persona que hayan escogido con quien tu consideres no les convenga consultar. Si sabes alguna agencia que haya ayudado a otras familias, ten su nombre listo para ellos. (Una organización de orientación gay podría serles útil pero resistirán visitarla por considerarla del bando contrario.) Dales el número de teléfono local de la Asociación de padres de gays y lesbianas y el nombre de otros padres que hayan acordado de antemano hablar con ellos. No esperes que respondan inmediatamente a éstas sugerencias; podrían no actuar si se sienten avergonzados o culpables. El brindarles esta información es como sembrar una semilla que tomará tiempo en dar su fruto.

4. La Expresión de Sentimientos:

Cuando esté claro que el sentimiento de culpa y la auto recriminación no son productivos, tus padres estarán listos para hacer preguntas, escuchar tus respuestas y aceptar sus sentimientos. Este es el momento para el dialogo productivo entre ustedes. Ahora brotará toda la gama de sentimientos: "me siento defraudado que no tendré nietos". "Por favor, no se lo digas a nadie en la familia: no estoy listo para enfrentarme con ninguna persona sobre este asunto", "Me siento solo y herido"; "Creo que hubiese sido mejor no saberlo", "¿Como puedes herirnos de esta manera?","Preferiría morir".

Ya que tu vida en esta sociedad te ha obligado a sentir muchos de estos sentimientos (el aislamiento, el temor al rechazo, el dolor, la confusión, el temor al futuro...) puedes compartir con ellos tu experiencia con sentimientos similares. Sin embargo, permíteles suficiente tiempo para que lo expresen ellos mismos; no les dejes que tus necesidades se sobrepongan a las de ellos. Si ellos no han leído un libro o han hablado con otros padres, sugiéreles que lo hagan. Ofrécete para leer un capítulo con ellos e incluso a ir con ellos a una reunión de padres.

La ira y el dolor son probablemente los sentimientos mas frecuentemente expresados. Muchas veces son sentimientos iniciales que parecen rencorosos y crueles. Si es que tus padres han de progresar, es mejor que expresen estos sentimientos a que los escondan e intenten negar su existencia . Enfrentarte a estos sentimientos será difícil para ti. Tendrás la tentación de retirarte, arrepintiéndote de haber planeado el asunto. No te des por vencido, sin embargo, No des marcha atrás. Al expresar estos sentimientos tus padres están camino de la recuperación.

5. La Decisión Personal:

A medida que el trauma emocional disminuya, tus padres podrán enfrentarse de una manera más racional al asunto. No seria raro que para este momento quieran detenerse a considerar sus opciones futuras. Es como llegar a una encrucijada en el camino. La manera como escoja cada persona refleja la actitud que ella esté dispuesta a asumir al enfrentarse a la situación.

Puede que tus padres decidan tomar distintos caminos. Ciertos factores podrían influenciar el camino que escojan. Las lecturas sobre la homosexualidad y otras conversaciones con los padres puede que les alienten a tomar una actitud mas positiva. Su orientación religiosa tomará un papel importante. Su orientación general, ya sea liberal o conservadora, tendrá mucho que ver con su respuesta.

Un factor importante es la importancia que le den a la restauración de su relación contigo. Una variedad de factores les influenciaran según formulen la manera de enfrentarse a este asunto. A continuación se describen tres clases de decisiones:

La mayoría continuarán queriendo a sus hijos de una manera que les permita decir. "Sigues siendo mi hijo" podrán aceptar la realidad de la orientación sexual de su hijo o hija y brindarle su apoyo. De hecho ahora la relación entre padres e hijos estará basada en al honestidad y respeto mutuos. La mayoría de los padres dicen que su relación está mejor que nunca. Todos se sentirán mejor sobre lo sucedido. Hasta este momento tus padres han tenido solo un vistazo de tus necesidades, de ahora en adelante podrán estar mas conscientes. Ahora se preocupan de los problemas que has de enfrentar.

Algunas veces los padres responden dejando claro que es un asunto que no requiere mas discusión. Aunque pueden hablar del tema, lo consideran muy delicado. Han progresado hasta cierto punto y no quieren avanzar más. Esto no indica necesariamente una actitud negativa hacia ti. Ellos conocen sus límites y no quieren ser empujados mas allá de estos. Aunque deberás respetar esta actitud, todavía podrías intentar darles una mano. Déjales saber que los quieres -en dichos y en hechos- Déjales saber gradualmente sobre tu sexualidad: o sea, sobre grupos gays en los que participas (en el centro comunitario, tu grupo religioso o atlético). Esfuérzate por no dejar que se alejen de ti. Preséntales a algunas de tus amistades; el conocer a otras personas homosexuales (en números reducidos) les ayudará a romper con los tópicos.

En ciertas ocasiones tu orientación sexual se pondría tornar en foco de constante batalla. Todo lo que hagas o digas ha de verse como síntoma de tu problemas. Tus horarios, tu lenguaje, tus amigos, tu selección profesional, tus calificaciones escolares, etc. (En realidad tales preocupaciones reflejan un sentido de insuficiencia personal por parte de tus padres). Mientras exista esta situación, tanto los padres como el hijo o hija saldrán perdiendo. Por lo general, cuando uno de los padres asume este papel extremo a la otra no le queda mas remedio que tomar una posición similar. En cuanto a los hijos se refiere, con frecuencia los padres que asistan a reuniones de padres o que conversen con otros padres que apoyan a sus hijos, muy raras veces mantienen una actitud negativa. Si rehúsan ir a una reunión, quizás estén dispuestos a encontrarse con algunos padres en un restaurante tranquilo. Si tu intento no tiene éxito, no te desanimes. Busca a un padre o a una madre sustituto o un amigo que te pueda ayudar.

Algunas palabras sobre el retroceso también son necesarias. La solución de problemas y el cambio de actitudes algunas veces parecen avanzar con dos pasos adelante y un atrás . No es raro que los padres recaigan un paso o dos y vuelvan a discutir algo que tu creías ya se había resuelto. Permíteles tiempo para digerirlo. Te vas a sentir desalentado cuando suceda pero muchas veces esta es la manera como sucede el cambio.




Información para Padres - ¿ Podré entenderlo ? y asumirlo ?

Introducción

A menudo es un choque para los padres el enterarse que su hijo o hija es homosexual.

Sea usted madre o padre, tenga usted un hijo, haya usted sospechado hace tiempo algo sobre eso, o haya sido una sorpresa total, enterarse con seguridad puede ser un choque.

Los sentimientos que lo sacuden son muy fuertes y confusos. Al principio es posible que usted no pueda casi hablar sobre eso sin lágrimas en los ojos, o sin sentir ira.

Cada familia es diferente y cada caso es singular: un padre puede haberse enterado por casualidad, a otra puede habérsele dicho cara a cara, un tercero pudo haber recibido una llamada telefónica o una carta; el hijo puede ser adolescente o adulto, aceptándose a sí mismo o confundido con lo que él es; los padres pueden que estén listos para escuchar o que reaccionen alejándose de la situación. Todos ellos, sin embargo, tienen preocupaciones y preguntas básicas.

Primeras Reacciones

¿Por qué tuvo que decírnoslo? Muchos padres piensan que ellos serían mucho más felices sin enterarse. Usted debe tomar en cuenta, sin embargo, que si usted no lo supiera no conocería realmente a su hijo.

Una gran parte de la vida de él sería un secreto para usted y usted nunca llegaría a conocer a ese ser humano en su totalidad. El hecho de que él se lo haya dicho, es una señal de su amor y del apoyo o comprensión que él necesita de usted. Después de todo, ¿quién debería saber sino usted? ¡A ningún otro grupo minoritario se le exige que esconda a sus padres aquello que los hace "diferentes!".

¿Por qué nos hizo esto? Muchos padres sienten un amargo resentimiento hacia el hecho de la homosexualidad de su hijo. Este sentimiento está basado en el falso entendimiento de que ser homosexual es algo elegido, que ésta fue una decisión consciente, y que quizás, incluso, fue hecha para herirlos a ellos.

De hecho, los homosexuales no eligen su orientación sexual. Ellos simplemente son lo que son: la homosexualidad es su verdadera naturaleza.

La única alternativa que tienen la mayoría de los gays es ser honestos sobre quienes son, o esconderlo. Esconderlo impone una tremenda carga. Significa vivir una mentira día tras día. ¿Qué padre o madre podría querer que un hijo suyo tenga que vivir de esa manera?

¿Qué hicimos de malo nosotros? La mayoría de los padres se sienten culpables cuando se enteran por primera vez. La psicología y la psiquiatría nos han dicho durante años que la forma en que un hijo resulta ser es "culpa" de los padres. De hecho, ningún padre tiene tanto poder sobre un hijo.

Los homosexuales se encuentran en todo tipo de familias, con todo tipo de antecedentes. Nadie sabe hasta ahora qué "causa" ningún tipo de sexualidad, pero es ampliamente aceptado que la orientación sexual de un niño ya está establecida a una temprana edad, o al nacer.

Preocupaciones de los padres por los hijos.

¿Estará él sujeto al ostracismo, tendrá él problemas para encontrar y mantener empleo, o incluso a ser atacado físicamente? Tenemos que responder que sí, desafortunadamente, estas cosas son posibles. Esto depende de dónde él decida vivir, que tipo de trabajo desee y cómo decida comportarse.

Pero nos consta que las actitudes hacia los homosexuales han ido mejorando y son más positivas en muchos lugares. También hay un creciente número de grupos que están trabajando hacia esos cambios y que están listos para ayudar a aquellos que tengan momentos difíciles.

¿Estará él solo en su vejez si no tiene su propia familia? Quizás sí, pero debemos recordar que esto sucede muy a menudo con todos nosotros. Esposos mueren, matrimonios se disuelven, hijos a menudo viven lejos y muchas parejas jóvenes no tienen hijos. Muchos de nosotros tenemos que adaptarnos a menudo a la soledad de nuestra vejez. Por otro lado, muchos gays desarrollan relaciones duraderas y la comunidad gay presta un cálido apoyo a sus miembros. Cuando más se les facilite "salir del closet (armario), "o sea, reconocer su orientación sexual a ellos mismos y a los demás, más homosexuales tendrán la oportunidad de vivir toda su vida como parte de una comunidad. Los gays incluyen bajo su concepto de "familia" no solo a su familia consanguínea, sino también a sus compañeros de muchos años o de toda una vida. Y existen ya organizaciones para homosexuales de edad avanzada.

¿Debemos enviar a nuestro hijo a un siquiatra para que lo "cure"? Hoy en día es generalmente reconocido por la comunidad psiquiátrica que la homosexualidad no es, como era previamente considerada, una enfermedad que debe ser curada.

En diciembre de 1973 la Asociación Psiquiátrica Americana (en los Estados Unidos) declaró que la homosexualidad en sí no es un desorden mental o una enfermedad. La Asociación Psicológica Americana ha tomado la posición oficial de que no sería ético tratar de cambiar la orientación sexual de un homosexual.

Sin embargo, mucha gente que es homosexual está tan imbuida en los prejuicios de nuestra sociedad, que no puede aceptar como normal su orientación sexual. En estos casos es a menudo beneficioso obtener ayuda psiquiátrica o psicológica con el propósito de aceptarse a sí mismo.

Hay que tener mucho cuidado, sin embargo, en seleccionar un psicoterapeuta que no esté él o ella mismo/a imbuido/a en esos prejuicios.

Preocupaciones de los padres consigo mismos

¿Debemos decírselo a la familia? Los padres aún tienen dificultad en aceptar la homosexualidad de sus hijos se preocupan a menudo de que los demás vayan a enterarse.

¿Cómo pueden ellos responder a las preguntas que los familiares les hacen con frecuencia: "¿Tiene novia?" "¿Cuándo se casa?" Nuestro consejo en tales situaciones es: primero y ante todo no debe usted confiar en nadie a menos que tenga el consentimiento de su hijo.

Es la vida de él o de ella que usted discute, y él o ella tiene el derecho a decidir quien debe saber y quien no.

Segundo, no debe usted decírselo a nadie a menos que usted mismo/a haya alcanzado el punto en que no se siente a la defensiva al respecto.

Lleva tiempo aprender a aceptar a su hijo y a menos que la actitud suya sea positiva, comunicará su infelicidad o duda a los demás. Cuando se sienta usted listo/a se le hará más fácil discutirlo con una persona a la vez.

¿Qué dirán los vecinos? Esta es una preocupación muy real, entre las familias que viven en pequeñas comunidades, donde sus vidas sociales dependen de la buena voluntad de la gente que los rodea. La respuesta a esa pregunta es muy parecida a la anterior.

Cuando esté seguro/a de sus propios sentimientos e informado/a sobre la materia, entonces podrá hablar sobre la orientación sexual de su hijo con los demás y ayudarlos a ellos a comprender que el prejuicio contra la homosexualidad está basado en el temor y la ignorancia.

¿Cómo podemos entender a tratar con esto?

Quizás la mejor manera de contestar esta pregunta es dejando que otros padres hablen por sí mismos. He aquí la historia de una Madre que descubrió que su hijo era gay:

Historia de una madre

Nosotros tenemos tres hijos, dos de los cuales son homosexuales. Cuando el mayor tenía dieciocho años él nos dijo que era gay. La respuesta de mi esposo fue sencilla: "¿Estás seguro?"

Y por mi parte tuve un gran sentimiento de culpa y fracaso, preguntándome en qué habíamos fallado. Nosotros hemos sido siempre una familia unida y cariñosa y sentí temor de que nuestra relación con nuestro hijo mayor sufriera como el resultado de su homosexualidad.

Me preocupaba además su felicidad y bienestar futuros, también a mi esposo. Al poco tiempo me di cuenta que nuestro hijo era el mismo que siempre quise y conocí pero que a través de la honestidad ahora lo conocía mejor; la comprensión la logramos más tarde, después que nuestro hijo nos dirigió hacia un grupo de "Padres de Gays".

Yo dejé de sentirme sola, nuevas ventanas de comprensión se me abrieron al hacer preguntas, escuchar y leer. Fue una etapa difícil pero positiva en mi vida que tomó tiempo y paciencia. Me siento feliz de decir que hoy nuestra familia está tan unida como siempre, pero nuestra relación es más sincera y abierta que antes.


Historia de un Padre

¿Qué sentí yo cuando supe que mi hijo era gay? Es difícil de decir. Fue una mezcla de sentimientos.

Mi primer sentimiento - la vida va a ser difícil para el. El es diferente y por lo tanto sufrirá las consecuencias de ser diferente: sospecha, temor y rechazo a manos del tal llamado "mundo normal". El llevará una etiqueta: "peligroso y contagioso, no se le acerque, protéjase".

Esto me hizo sentir triste al principio, luego enojado, luego protector. ¿Cómo podría yo ayudar a mi hijo? Decidí aprender más acerca de la homosexualidad. ¿Por qué sucede? ¿Puede ser curada? Más tarde me enteré que la primera pregunta hasta ahora no tiene respuesta y la segunda es ilógica, ya que no es una enfermedad.

Yo leí mucho y eso me confundió. Las opiniones expresadas por varios autores, en algunos casos diferían drásticamente, estaban basadas en sus experiencias y en lo que estaban tratando de probar.

Fue mi hijo quien me dirigió a mí y a mi esposa a "Padres de Gays". Fue allí donde me di cuenta que no estaba solo. Los mismos sentimientos de culpa, de insuficiencia y de pesar, eran compartidos con muchas personas. Había, sin embargo, un sentimiento que no compartía.

Muchas personas estaban enojadas con sus hijos/as por ser homosexuales, pues sentían que esto les había traído vergüenza. Desde que nuestro hijo nos dijo que era gay, mi esposa y yo hemos aprendido más sobre la orientación sexual, nos hemos sentido mucho más allegados a nuestra hijo.

Antes de esto había veces que el parecía alejada, infeliz e incluso impaciente con nosotros. Esto ha cambiado del todo. Yo podría continuar con muchos más detalles pero creo que las palabras dichas por mi hijo recientemente lo resumen todo: "Papá, yo nunca había estado tan feliz y tranquila como lo estoy ahora, porque ustedes saben y comprenden."


Hemos aceptado la situación, pero, ¿por qué tienen que hacer alarde de ella? Muchas veces aún los padres que han aceptado la homosexualidad de su hijo se quejan del comportamiento abierto.

Se incomodan y enojan al ver demostraciones de atracción sexual en público entre personas del mismo sexo. Nosotros sugerimos que esto es un resultado normal de la manera en que todos hemos sido criados y de los que se nos ha enseñado sobre el sexo en general, particularmente sobre la homosexualidad. A pesar de que esto es completamente comprensible, debemos verlo como nuestro problema, y no el problema de los homosexuales.

Si los heterosexuales pueden demostrar afecto abiertamente en público, no hay razón lógica por la cual los homosexuales no puedan hacerlo también. Si usted siente que la conducta sexual debe ser algo privado, entonces esto debe aplicárselo a todos.




Enlaces de interés


Comunidad Homosexual Argentina
Organización sin fines de lucro dedicada a defender los derechos de minorías sexuales.

MOVILH
Organización gay y lésbica más antigua e importante de Chile.

Fundación Triángulo
Asociación de gays y lesbianas de España.

Padres, familiares y amigos de lesbianas y gays
Organización argentina de familiares de homosexuales.

Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina (SIGLA)
Actividades, proyectos y situación de los derechos civiles en Argentina.

COGAM
Colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid.


Secciones de Info-Pene.com
Tamaños de penes
Masturbación
Agrandamiento del Pene
Eyaculación Precoz
Anatomía y Circuncisión
Impotencia o Disfunción Eréctil
Técnicas y posiciones sexuales
Problemas del Pene y enfermedades comunes
Sexualidad masculina, eyaculación, orgasmo
Andropausia, Impotencia, Testosterona
Gays Homosexuales, Gay
Condones y Anticoncepción
Testiculos y escroto
Hipospadias y Enfermedad de Peyronie
Sexualidad Femenina y el Clítoris
Anunciar en Info-Pene
Links recomendados










Copyright 2001-2014 Info-Pene.com  

Espacio de Publicidad administrado por BPath

Espacio de Publicidad administrado por BPath






Reserva de Propiedad Intelectual

La totalidad de este sitio web: textos, imágenes, marcas, gráficos, logotipos, botones, archivos, codigo fuente, combinaciones de colores, así como la estructura, selección, ordenación y presentación de sus contenidos, se encuentra protegida por las leyes sobre Propiedad Intelectual, quedando prohibida la reproducción, retransmisión, copia, cesión o radiodifusión, total o parcial, de la información contenida en estas páginas, cualquiera que fuera su finalidad y el medio utilizado para ello, sin antes contar con la autorización previa, expresa y por escrito de Info-Pene.com. Toda forma de utilización no autorizada será perseguida con lo establecido en la ley del derecho de autor. Todos los Derechos Reservados.